El curso pasado nos despedimos de los alumnos con un simple adios desde el ordenador dadas las circunstancias del covid-19; este año ha sido una despedida bastante diferente y más entrañable.

No se pueden realizar actos de graduación ni fiestas en el colegio, son las normas; pues nos adaptamos y lo hacemos lo mejor que podemos.

La verdad es que los chicos han estado nerviosos desde la primera hora de la mañana, los mas valientes han redactado unas palabras que querían decir desde el estrado, el resto deambulaba por la clase a la espera de la hora de comienzo.

La graduación ha comenzado con unas palabras del director, ha continuado con unas palabras, menos, del tutor y a continuación los chicos han ido saliendo y recordando sus vivencias en el colegio. Han comenzado con vergüenza, con miedo escénico han ido leyendo esas pocas líneas que habían preparado en el aula, pero a medida que pasaba el tiempo y las intervenciones, todos se animaban a salir a improvisar unas palabras de agradecimiento, o de disculpa, o  para recordar alguna trastada a los compañeros para echar unas risas.

Al final tambien ha improvisado Sandra algunas palabras ante la insistencia de los chicos.

 

Este vídeo se ha grabado unos días antes donde los chicos van contando algunos recuerdos buenos o malos que les quedarán de esta etapa o qué van a echar de menos en la próxima etada.